domingo, 26 de octubre de 2008

¡Que viva Verdi y México chingones!












1 comentario:

Jesús Ortega dijo...

¡Ah...!
qué buenas, Mateo.

¿De dónde las has sacado?

Un saludo cordial
Jesús